Errores comunes de las finanzas en pareja

Administrar de forma responsable nuestras finanzas no es una tarea fácil, requiere de constancia, paciencia y proyecciones claras para evitar las tentaciones y las malas decisiones. Pero cuando este reto debe llevarse a cabo en pareja el desafío es aún mayor. 


Según diversos expertos en el tema, para lograr la estabilidad financiera en pareja es fundamental contar con dos elementos clave: la existencia de un diálogo fluido y sincero, y que ambos tengan criterios en común sobre cómo manejar el dinero. De lo contrario, la mala administración de una de las partes y la falta de entendimiento podría derivar en una ruptura definitiva de la relación.


¡Evita estos problemas! Analicemos cuáles son los principales errores en las finanzas en pareja y cómo puedes arreglarlos. Después de todo, dos economías son más fuertes que una.



Mentir acerca de cuánto dinero ganas y/o debes

Al empezar una vida en pareja es importante que ambos sean completamente transparentes respecto al estado financiero que tengan. Tal vez no sea lo más romántico pero es extremadamente necesario. 


Por ejemplo, ocultar deudas contraídas con bancos, instituciones, amigos o hasta familiares para tratar de no causar una mala impresión es un gran error, pues si en algún punto esto sale a relucir, la confianza de la pareja es tirada al suelo y cuesta mucho recuperarla. Por ello, al elaborar el presupuesto en común es de suma importancia tomar en consideración tanto las deudas como los ingresos reales de cada una de las partes.



No darle seguimiento a las metas financieras 

Muchas parejas arman en conjunto un presupuesto, pero cuando queda listo nunca más le vuelven a hacer caso. ¡Error! No olvidemos que, como todas las cosas de la vida, las finanzas también cambian. Los gastos que en algún momento fueron fijos pueden perder su relevancia, o puede ocurrir la compra de un coche o la llegada de un bebé o una mascota que lo cambian todo.


Lo que se aconseja es hacer una revisión y ajuste al estado financiero al menos una vez al mes. Así pueden quedarse motivados porque cada día está más cerca de sus objetivos y pueden ir ajustando el presupuesto de acuerdo con las nuevas circunstancias. La idea es tener un control permanente y no sólo cuando existan emergencias.


No prepararse para imprevistos económicos

Al formar una pareja o una familia, las probabilidades de enfrentarse a imprevistos aumentan, y estos son cada vez mayores. Nunca se sabe cuando puede llegar una enfermedad, un despido o un percance con el coche o cualquier situación que pueda desestructurar toda la família, aún más si hay hijos o cualquier otro tipo de dependiente.


Lo más inteligente es prevenirse. Es recomendable contar con un fondo de emergencia suficiente para cubrir al menos tres meses de los gastos recurrentes, mismo que puede juntarse con una buena planeación financiera.


Simplemente dividir todo 50 y 50

Muchas veces parece que lo más sencillo y obvio es que cada parte pague la mitad de los gastos corrientes comunes. Si las ganancias de los dos son similares puede ser un buen arreglo, si no, esto puede convertirse en una injusticia para la parte que gane menos.


Por ello es necesario conocer los ingresos de ambos para planear un esquema que sea más justo para las dos partes como realizar una división 60/40 o 70/30, dependiendo de cómo se acomoden mejor las finanzas.



Darle a uno el control total del dinero

Muchas veces la dinámica financiera de una pareja se acomoda de manera en la que solamente uno de los dos se queda responsable por los pagos, inversión y ahorro. Este es el catalizador perfecto para malos entendidos, reclamos y reproches cuando algo sale mal o se genera algún disgusto, por lo cual debemos evitarlo a toda cosa. Las decisiones en cuanto al destino del dinero (ahorro, gasto, inversión) deben ser consensuadas por ambos y no debe asumir uno solo el control de la situación.



¡Cuida tus finanzas en pareja!

Te hemos compartido algunos de los errores más comunes en las finanzas en pareja y algunos consejos, pero si estos no funcionan siempre se pueden intentar otras soluciones para que el dinero no sea motivo de dolores de cabeza o de peleas. Recordemos que al final del día no hay fórmula mágica que cualquier pareja puedes utilizar, pero sí se pueden sentar bases para anticiparse para resolver cualquier problema financiero.



Solicita tu crédito en línea Nosotros te respondemos en menos de 24 hrs

El Buró de Entidades Financieras contiene información Baracaf, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R. sobre nuestro desempeño frente a los Usuarios, por la prestación de productos y servicios

Te invitamos a consultarlo en la página http://www.buro.gob.mx o en nuestra página de internet https://www.crediapoyo.com.mx/buro

Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF):

Teléfono: 800 999 8080 y 55-5340-0999.

Correo: asesoria@condusef.gob.mx.

Página de Internet: www.condusef.gob.mx